Página de inicio

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Max préstamo Período Obtener préstamos
1 hora 6,000 $ 30 días Obtener
10 min 3,000 $ 30 días Obtener
29 min 2,000 $ 29 días Obtener

¿Qué son los préstamos en línea?

Aunque actualmente hay préstamos en línea de todo tipo, surgieron como préstamos a corto plazo para hacer frente a un pequeño gasto imprevisto, con un plazo de devolución relativamente corto, normalmente entre siete y treinta días. De esta forma, al recibir la nómina del mes siguiente se puede devolver el dinero prestado y el cliente se ha salvado de un aprieto. Se trata de préstamos inmediatos que apenas exigen papeleo y se resuelven en menos de 24 horas.
Actualmente se pueden solicitar créditos en línea por importes mayores, aunque para muchos de ellos sí será necesario aportar más documentación. No obstante, el proceso de concesión, aunque no automático, sigue siendo mucho más rápido que en los bancos tradicionales.

¿Qué tipos de préstamos en línea existen en el mercado?

Hoy en día existen en el mercado virtual todo tipo de préstamos, desde los préstamos inmediatos de pequeñas cantidades hasta préstamos de mayor cuantía que requieren algo más de tiempo para su aprobación, aunque todos ellos son más rápidos que los préstamos personales tradicionales. Se podrían dividir en tres grandes subgrupos según la cantidad solicitada, aunque cada empresa crediticia ofrece sus propias condiciones.

  1. Minicréditos, o préstamos de cuantía reducida. Normalmente hasta 1.000 euros. Para este tipo de préstamos en línea no es necesario presentar nómina ni justificar nada y la aprobación es casi inmediata. El interés aplicado es algo mayor y el periodo de devolución suele ser de un mes como máximo.
  2. Préstamos en línea de cuantía media. Su valor oscila entre los 300 euros y los 3.000 euros. Normalmente se amplía el plazo de devolución a un periodo entre tres meses y tres años, con cuotas mensuales. Es normal que se deba adjuntar documentación relativa a la nómina o alguna declaración de ingresos en caso de ser autónomo, que pruebe que se podrá devolver el préstamo en el tiempo acordado.
  3. Préstamos por importes más elevados, que pueden llegar hasta los 50.000 euros. En este caso, muchas veces se deberá justificar el proyecto para el que se solicita el dinero y los ingresos regulares del solicitante. Una vez estudiada la documentación, normalmente recibiremos la aprobación en un plazo de 48 horas.

¿En qué se diferencian los préstamos en línea de otros préstamos?

La diferencia básica entre los préstamos en línea y los préstamos ofertados por la banca tradicional es que los requisitos se ajustan de forma más realista al riesgo que corre la entidad crediticia. Así, cuando la cuantía es muy pequeña, el riesgo para el prestatario también es muy reducido, y las empresas que operan por Internet solicitan muy poca información. Para un préstamo de 300 euros no parece razonable que tengamos que dar a extraños tanta información como solicitan algunos bancos.

Del mismo modo, y a diferencia de la banca tradicional, casi nunca exigen avalistas y la responsabilidad es enteramente nuestra, sin implicar a terceros. Se trata, en general, de un contrato que suscriben ambas partes libremente y de forma adulta.

Otra diferencia muy importante es la rapidez y falta de “burocracia” para la concesión del préstamo. Muchas veces no se entiende la lentitud de los bancos a la hora de conceder o denegar un crédito una vez tienen toda la documentación. En Internet los préstamos inmediatos son una realidad.

Por último, desaparece la sensación de “ser juzgado” por el empleado de banca. Ya no hay que dar explicaciones a un extraño sobre nuestra situación financiera. Todo el proceso es rápido y transparente, y no depende de lo que piense una persona en particular.

¿Por qué deberías elegir un préstamo en línea?

Si tu necesidad de dinero no es muy elevada y sabes que podrás devolverlo en poco tiempo porque esperas unos ingresos que lo harán posible, los préstamos en línea son tu mejor solución. Estas son algunas de las razones que lograrán que te decidas por esta opción:

  • Las solicitudes de préstamo se conceden en menos de 24 horas. En algunos casos se podría decir que son préstamos inmediatos. Solucionamos el problema rápidamente, con la tranquilidad que esto conlleva.
  • No tendrás que desplazarse ni recorrer todas las oficinas bancarias de tu ciudad. Puedes hacerlo todo por Internet, desde la comodidad de tu hogar. En lugar de volver a casa con un montón de papeles para estudiar, podrás comparar las distintas opciones cómodamente sentado y a cualquier hora del día, sin presiones. Esto facilita que te decidas por la mejor opción para tu caso concreto, y no por el producto que te quiera vender ese día el empleado de banca.
  • La mayoría de los préstamos en línea no exigen aval. Cuando las cantidades son pequeñas, el papeleo se reduce a mínimo, siendo necesario solamente el DNI o el permiso de residencia, además de rellenar el formulario de la entidad de crédito.
  • Tendrás una variedad mucho más amplia de productos entre los que podrás elegir el que mejor se ajuste a lo que necesitas en este momento. Hoy en día, con el mercado bancario tradicional dominado por tres o cuatro grandes entidades, casi todos ofrecen productos muy similares que se ajustan a lo que ellos quieren, no a lo que tú necesitas.

Cómo pedir prestado dinero mediante los préstamos en línea

Solicitar un crédito en línea es realmente sencillo. Solo necesitas un ordenador y una conexión a Internet, y disponerte a comparar todas las opciones que te ofrecen.

Es aconsejable hacer algunos números primero, de tal forma que te permitan elegir el préstamo que más se ajusta a tus necesidades y tu situación económica. Para ello, la recomendación es que solicites únicamente la cantidad que necesitas, y que tengas en cuenta el plazo de devolución, para poder hacer frente al préstamo en línea sin complicaciones. Hay muchas modalidades de devolución del préstamo, así como distintos plazos. Intenta ser lo más realista que puedas.

A partir de este punto, las distintas empresas de préstamos en línea pueden solicitar diferente documentación. Pero para cantidades pequeñas, en general bastará con un número de cuenta corriente o de tarjeta, una identificación, que puede ser mediante DNI o tarjeta de residencia, y que rellenes los formularios de solicitud.