Préstamos inmediatos sin aval

Los préstamos sin aval son un producto financiero muy solicitado actualmente. Un aval es la garantía que aporta una tercera persona para que se nos conceda un préstamo o crédito. Esta persona respondería ante un impago con las garantías que haya otorgado en el aval como su vivienda, su auto, dinero de sus cuentas en el banco o fondos de inversión, entre otros. También suelen llamarse préstamos sin garantía, ya que no se requiere presentar más garantía que el compromiso personal y documentación identificativa para obtener el préstamo.

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Max préstamo Período Obtener préstamos
1 hora 6,000 $ 30 días Obtener
1 hora 5,000 $ 30 días Obtener
1 hora 10,000 $ 30 días Obtener
1 hora 8,000 $ 10 años Obtener
10 min 3,000 $ 30 días Obtener
29 min 2,000 $ 29 días Obtener

Como vemos, obtener un avalista es bastante complicado ya que te hace responsable del capital que se recibe en préstamo y si no se pudiese responder como se acordó, una tercera persona debe responder por tus impagos. Se adquiere pues, una obligación moral con la personal que se ha ofrecido a darte el aval.

Los productos ofrecidos por los bancos y las financieras más reconocidas no dejan de requerir avales en sus préstamos, además de otras complicaciones como varios días de espera para una confirmación, entrevistas en la oficina del banco, estudios financieros de activos y demás.

La tecnología ha venido a facilitarnos la vida de diversas maneras. Una de ellas son los préstamos inmediatos sin aval. Este tipo de producto permite el acceso a efectivo prácticamente instantáneo, aunque como se considera un producto de alto riesgo financiero, las tasas de interés que suelen aplicarse son bastante más elevadas que en las de un préstamo con garantías y los montos disponibles son bastante menores.

A pesar de esos dos pequeños inconvenientes, los préstamos en efectivo sin aval están siendo muy solicitados y por suerte, cuentan con una tasa de aceptación bastante alta por parte de los prestamistas y financieras.

prestamos sin avalLos préstamos de dinero sin aval requerirán, en la mayoría de los casos y como se explicó anteriormente, de documentación identificativa y no se excluye que, dependiendo de la situación, se requiera algún recibo de ingresos como tu nómina salarial, pensión de cesantía, pensión por viudez invalidez y vida o cualquier otro ingreso frecuente.

Por ello, los anticipos de nómina suelen entrar en el abanico disponible de los préstamos sin aval, así como también los préstamos personales, micro créditos, préstamos inmediatos y otros productos financieros que abundan en la red.

Es indispensable recordar que todos los préstamos en efectivo sin aval, al igual que cualquier otro producto de crédito y financiación, deben devolverse con un interés añadido. Es decir, el monto que adquieres en préstamo debes devolverlo añadiendo una cantidad en concepto de intereses y en los plazos que hayas acordado.

Podría parecer pretensioso estar explicando un concepto tan básico, pero lamentablemente, y aunque no lo parezca, muchas personas no saben lo que es un interés crediticio, dónde y cuándo se aplica y sobre todo cuánto dinero supone. Otras tienen idea de lo que supone una tasa de interés, pero en la necesidad y la rapidez de ver un crédito aprobado, no suelen detenerse a comparar las opciones disponibles y a hacer los cálculos mínimos para saber cuánto dinero se debe devolver finalmente por un préstamo.

Los préstamos sin aval suponen un riesgo financiero importante para la empresa o la persona que lo otorgue. Por ello las tasas de interés que se aplican al concederlos son bastante más altas que en los préstamos con garantía o con aval.

¿Cómo puedo saber cuál es el préstamo sin aval que más me conviene?

Muy sencillo. Internet está lleno de comparadores de créditos y préstamos. Solo debemos elegir un comparador e ingresar en su calculadora de préstamos:

  • El monto que deseas solicitar
  • El número de plazos en que deseas devolverlo. Algunos comparadores te solicitarán el número de días, semanas o meses. Todo depende de cuán grande sea el monto solicitado.

Inmediatamente tendrás un listado con las empresas en las que puedes tramitar   préstamos inmediatos sin aval, con un resumen de las condiciones de cada una, importe máximo, plazo máximo y alguna ventaja particular.

Desde el listado del comparador puedes acceder al trámite a través de los enlaces a las empresas que otorgan préstamos sin aval. Cada una, en su página oficial puede presentarte de nuevo una calculadora de préstamo o puede directamente solicitarte los requisitos para pre aprobar tu préstamo, es decir, confirmarte si es posible que te lo otorguen o no. Generalmente tal respuesta no suele durar más de un par de horas como máximo.

Una vez que ya tengas decidido con cual empresa vas a solicitar préstamos sin aval, deberás enviar la documentación que te soliciten. Por lo general suele ser una identificación oficial con fotografía, un número de celular propio y un número de cuenta bancaria. Muchas empresas hoy día, para asegurarse ante posibles fraudes pueden pedirte un “selfie” junto a tu documento de identidad, por lo que no te extrañe encontrar un requisito tan peculiar dentro de la documentación necesaria para que te otorguen el préstamo.

prestamos en efectivo sin avalLa mayoría de los préstamos son concedidos sin ningún comprobante de ingresos, pero a partir de ciertos monto y plazos, es común que también te pidan que confirmes que recibes una cantidad de dinero frecuente como nómina salarial o recibo de pensiones de la seguridad social, alquileres o rentas y cualquier otro ingreso que puedas probar.

Según las leyes, se debe informar antes de iniciar el proceso de concesión de cualquier préstamo de la tasa de interés que se aplica al capital solicitado. Esta tasa viene explicada en porcentaje %. Pero debes tener cuidado al comparar. El % de interés aplicado es un porcentaje acordado sobre el capital, pero no incluye en ningún caso las comisiones u otros gastos que también se cobran por gestionar el préstamo.

El CAT o Coste Anual de la Transacción es una tasa que debe informarse y que sirve para comparar productos financieros entre sí, como préstamos y créditos. El CAT incluye el % de interés aplicado a la transacción más gastos y comisiones posibles que carga la entidad como comisión de estudio, comisión de apertura, etc.

Existen otras comisiones y cargos que no vienen incluidas en el CAT, ya que las mismas sólo se cobran si se incurre en algunos supuestos, es decir, si sucediesen algunos acontecimientos fuera de lo pactado. Por ejemplo: si devuelves el monto prestado completamente antes del tiempo acordado, se te podría cargar una Comisión por Amortización Adelantada; si no pudieses pagar el préstamo en el período acordado y desearas alargarlo por más tiempo para pagar el importe pendiente de amortizar más los intereses pendientes te aplicarían una Comisión por Alargamiento de Plazo o refinanciación del Préstamo.

Para evitar cualquier sorpresa desagradable por no cumplir a cabalidad con los términos del préstamo es muy importante leer todos los documentos que se vayan a firmar o aceptar electrónicamente. Todas las condiciones deben venir especificadas en la documentación que te envíen. Puede resultar muy aburrido tener que leer tanta información, pero hay que recordar que somos responsables de lo que firmamos y que no podremos hacer ninguna reclamación si firmamos o autorizamos condiciones que no hayamos leído o entendido.

Es recomendable, antes de tramitar préstamos en efectivo sin aval o cualquier producto financiero de crédito, que reconozcamos nuestra situación económica personal. Saber exactamente nuestros ingresos y gastos nos va a permitir planificar mejor todas nuestras acciones como la solicitud de un préstamo o un crédito.

Los expertos en economía familiar y personal recomiendan que no se dedique más de un 30% de los ingresos personales a las deudas pendientes. Naturalmente, en la mayoría de los casos, es complicado no salirse del límite, pero contar con una referencia ayuda mucho a la hora de que se decida aplicar el orden a las finanzas personales.

prestamos inmediatos sin avalSolicitar un préstamo sin aval puede ser positivo para aumentar la calificación crediticia que se registra en el Buró de Crédito. Esta empresa es la encargada de registrar todas y cada una de las transacciones de crédito que se otorgan a particulares y empresas en México para que los bancos, financieras y prestamistas puedan consultarla antes de otorgar un crédito a sus clientes.

Que tu nombre aparezca en el Buró de Crédito es perfectamente normal si has tenido anteriormente cualquier producto financiero de este tipo, incluso una tarjeta de crédito. Lo más importante es contar con los pagos al día, esto es lo que genera una buena calificación crediticia que te abrirá las puertas a créditos de mayor importe como un crédito hipotecario (para comprar una casa o un departamento) o un crédito automotriz para comprar un auto nuevo. Por ello es tan importante cumplir con los plazos de devolución de cada préstamo que se solicite. El crédito es como una especie de etiqueta personal que hay que mantener impoluta para poder seguir teniendo acceso a préstamos de efectivo.

Las empresas que gestionan préstamos sin aval no suelen otorgar grandes cantidades, por lo que explicamos antes sobre el riesgo financiero, pero los montos disponibles son suficientes para hacer frente a imprevistos con la casa o el auto, pequeñas emergencias médicas, oportunidades únicas como un viaje a precio de súper oferta o un regalo para la persona que más amas. También muchas veces los importes se solicitan para cerrar deudas pendientes o simplemente para movilizar y aumentar la calificación crediticia personal.

Un préstamo sin aval es entonces una solución rápida y disponible para pequeños imprevistos o para empezar a abrirte camino hacia un financiamiento mayor.